«Carta abierta» por María Delgado.

Escrito por el abril 17, 2012 en Eventos y noticias | 7 comentarios

Hace unos días recibimos en nuestro buzón de correo un email que nos llenó de alegría.
Fue muy poco después del famoso artículo de «El País«, y, aunque supuso para nosotros una importante inyección de moral y estábamos deseosos de publicarla (con el consentimiento expreso de la autora) decidimos esperar un poco para no mezclarlo y que pareciera una contestación de «Proyecto Lázarus«.

La Doctora María Delgado es la Médico Jefe de la Unidad de Rehabilitación de Lesionados Medulares del Hospital «La Fe» de Valencia, y esta es su visión desde un conocimiento personal y directo de los hechos.

 

 

CARTA ABIERTA

 

De: María Delgado

A: Proyecto Lázarus. Levántate y anda, y a quien pueda interesar

En primer lugar felicitar esta  iniciativa que ha partido de un grupo de lesionados medulares y de sus familiares para recaudar fondos que hagan posible la aplicación de una técnica encaminada a reparar el daño medular en humanos. No parte de la Dra. Ramón que es la investigadora. Tampoco de los médicos que tratamos a los protagonistas del vídeo, que hemos conocido “Lázarus” por casualidad, a través de las redes sociales. No. La encabeza un grupo de afectados con la generosa particularidad, que ninguno de ellos estará entre los 5 primeros implantados. Ellos tienen alguna esperanza en esta propuesta y eso les mueve. No les motiva ningún otro interés ni presión externa.

La técnica  consiste en implantar células de glía envolvente de bulbo olfatorio en el punto en que  la médula espinal está dañada. El mismo sujeto es el donante de estas células  y el receptor.

Hace años que conozco  a la Dra. Ramón (1998), investigadora de esta línea de trabajo para aplicar a lesionados medulares. Como médico que atiende lesionados medulares desde 1977, me he interesado por su trabajo de investigación y por todos los de otros investigadores,  y puedo afirmar,  al igual que se reconoce en citas bibliográficas científicas, que su trabajo es serio y su línea de investigación goza de prestigio. Obtuvo buenos resultados en roedores, por lo que recibió el premio nacional de investigación. Se aplicó a un primate en el Centro de Investigación Príncipe Felipe de Valencia en mayo de 2006, pero sin dar lugar a completar el estudio, se separó a la Dra. Ramón del mismo (era la investigadora principal). Se sacrificó al macaco en circunstancias todavía no aclaradas, so pretesto de que sufría una enfermedad tumoral y se le evitaba sufrimiento.  A los pocos días del  implante de células de glía en el mono, se comprobó con exploración electrofisiológica, paso de una unidad motora a músculo cuádriceps, pero no hubo posibilidad de tomar muestras de tejidos  en autopsia para averiguar el posible crecimiento y conexión.

¿Por qué tanto interés en que no progrese el proyecto?  ¿Por qué no se  apoya desde las Instituciones político-sanitarias? ¿Por qué otros investigadores españoles se oponen de forma tan contundente? Sinceramente no lo sé y no lo entiendo. No quiero imaginar que  por algún interés poco ético, se hundiera un atisbo de solución a esta grave secuela. Hay muchas personas que sufren y todos deberían cooperar en el esfuerzo por ayudarles desde sus propios proyectos de investigación, sin entorpecer los de sus colegas.

Sí  parece comprobado que la técnica en sí misma no comporta riesgos salvo los controlados y conocidos en cualquier cirugía: anestesia, infecciones de la herida… Que no hay riesgo de rechazo por ser un injerto autólogo y por lo tanto no hay que utilizar inmunosupresores. Que al ser células no modificadas genéticamente, tienen auto limitada su multiplicación y por ello no degeneran a tumores.

La propia investigadora dice que no pretende garantizar el éxito de la terapia, por eso  en mi modesta  opinión, valdría la pena intentarlo. Pero si no se facilita realizarla en los hospitales públicos, hace falta dinero para llevarla a la práctica en hospitales privados.

Hay más líneas de investigación  en todo el mundo:  diversos tipos  de implantes celulares, fármacos:  neurotróficos, neuroprotectores  o inhibidores de la cicatriz glial, implantes de nanoestructuras… Por desgracia tampoco  están consiguiendo los resultados buscados.

Mi propuesta es que se debe apoyar, por supuesto con vigilancia del procedimiento, cualquier línea que aporte alguna posible solución, sea quien sea el investigador que la encabece.  Sería una satisfacción para el protagonista y sobre todo para  los interesados, que alguien lo lograra.

A  mí, como médico que atiende lesionados medulares desde hace 35 años, nada me alegraría tanto en mi inminente jubilación.

Atentamente,

 

Valencia, 02/04/12                       * María Delgado. Médico Especialista en RHB – L. Medulares

Si te ha gustado, ¡compártelo!.

7 Comentarios

  1. Hagamos circular esta carta entre todos. Nadie deberia de estar privado de su libertad motora. Habiendo ciencia y cientificos que la pueden restaurar. No existe interes más grande y noble que trabajar para y por el ser humano. Un BRAVISIMO para la Dra. Maria Delgado.

  2. Teniendo recurso para que toda esta gente pueda volver a caminar y a recuperar la vida que tenian, lo minimo que tenemos que hacer es ponernos todos en movimiento y ayudarlos a todos!

  3. Ni que decir tiene, que sobran los escritos y las palabras después de leer la carta presentada por la Dra. Delgado.

    Yo soy una lesionada medular, y a pesar de que he tenido mucha suerte (dentro de la mala suerte) porque he conseguido andar, sé perfectamente de que se trata todo lo que atañe ir en silla de ruedas y el proceso largo, difícil, continuo, impotente y con una envoltura gruesa de incertidumbre hasta que llegas a un punto satisfactorio para los profesionales y conformista para el paciente, en mi caso.

    Ojalá se consiga!!!!

  4. Lo que nunca me entrara en la cabeza donde estan los 48.000 afectados que habemos en españa , principalmente si no se interesan los mismos afectado , asin no hacemos piña.

  5. Muchísimas gracias Dra. María Delgado por esta carta. Es la mejor aportación que se puede hacer al proyecto Lazarus y a la investigación de la Dra. Ramón en los momentos que han llovido críticas y han sembrado las dudas.
    Como lesionada medular, agradezco también la sensibilidad, coherencia y objetividad que muestra en sus palabras. Ojalá fueran así el resto de colegas suyos que atienden a lesionados medulares.

  6. ¡¡adelante¡¡¡ hay que seguir con esta investigación, yo tengo una sobrina con lesión medular, y sería maravilloso que funcionara en humanos, una esperanza, una puerta abierta, ojalá¡¡¡¡¡

  7. Buen día, desde hace 2 meses le estoy dando seguimiento a todas las actividades que realizan para recaudar fondos, pero quisiera que se hiciera también a través de otros países ya que habemos muchos lesionados medulares en distintos países y si nos unimos podemos recaudar más pero para eso es necesario ponernos en contacto quisiera me enviaran una carta con los miembros de la junta directiva para promover en mi país Panamá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comment body must not contain external links.